La magia oculta

La magia en general hace parte de una de las ramas de las ciencias ocultas, un extenso espacio en el que se encuentran sumergidos gran variedad de temáticas, caso el del esoterismo, la videncia, los sueños, los hechizos, rituales, etc.  En donde la magia toma un gran protagonismo por ser un misterio descifrado por expertos en la práctica de trucos y en desarrollo de procedimientos que de cierta manera cambian el rumbo de las cosas, mediante un inesperado efecto que hace como a manera de “magia” lograr una trasformación total de los que va suceder según las leyes de la naturaleza.

Convirtiéndose de esta forma, la magia como un camino hacia lo oculto, que requiere de técnicas especial para lograr encontrar lo que está más allá de la percepción del hombre del común, significando quizá esta una de las ciencias que no tiene explicación lógica, en tanto que su ejecución no puede ser localizada de la misma forma como se lo hace con una ciencia natural.

Existen distintos tipos de magia,  entre las más populares y de las que a diario en nuestra vida norma podemos escuchar, la magia blanca y la magia negra, relacionada cada una de ellas al mal y el bien, respectivamente, en inspiración de lo divino en lo referente a la primera  y de los demonios se creen se encuentran presentes en un lugar recóndito de los corazones de las personas y que salen a flote en momentos distintos de la vida bajo la presencia de espíritus provenientes de la energía maligna la segunda.

Sin duda la magia, una práctica que si existe y que ha venido siendo usada desde tiempos muy remotos, en los que las culturas ancestrales le hacían parte de sus tradiciones, conocimientos y ciencias que guiaban el caminar de los distintos grupos sociales acentuados en un lugar en específico.

En la antigüedad la magia era descrita como aquel  fenómeno que no tenía explicación alguna, que ocurría bajo inexplicables facetas, ya fuera a través de una materia, magia natural o través de la ayuda de un espíritu, en medio de una invocación divina o de almas malignas diabólicas.  Sucesos considerados paranormales que desde entonces y hasta nuestros días muchos de dichos fenómenos son apreciados según las leyes de la naturaleza como magia.

Por otro lado la práctica de la magia para nuestros tiempos en muchas regiones y sectas religiosas, es considerada como una ciencia en relación directa con la hechicería, una errada concepción por ser dicha práctica, una llevada a cabo por médicos sanadores, personas constructoras de obras maravillosas y divinas que lo que buscan mediante la misma es el bien por sobre todas las cosas, siendo para ellos la magia a manera de un impulso dado para que las buenas energías se entrelacen en virtud de un hecho o verdad.