Origenes del tarot
Origenes del tarot

El tarot es una herramienta de astrólogos y psíquicos utilizada para ver más allá del presente, de simbologías  de todo tipo grabadas en cada una de las 78 cartas que le componen, divididas en arcanos mayores y menores, obra de imaginería nacida en la Edad Media como fusión de varios símbolos y antiguas filosofías,  La técnica se basa en la selección de cartas de una baraja especial, que luego son interpretadas por un lector, según el orden o disposición en que han sido seleccionadas o repartidas.

De su origen se ha escrito mucho, sin embargo a ciencia cierta aún no se sabe con veracidad de donde proviene, pues bien algunos afirman que procede de Italia, otros de China y una minoría de Francia y la India, su historia interesante se encuentra rodeada de un gran misterio no se sabe quién lo inventó, ni cuál fue la primera baraja que se hizo, ni siquiera existe un «manual del usuario», quien o quienes inventaron el Tarot no escribieron ningún libro de instrucciones.

El tarot se popularizó en Francia durante el gobierno de Napoleón I, ya que la esposa del emperador era una seguidora de la práctica esotérica. El tarot también se volvió famoso cuando el escritor francés Víctor Hugo, escribió sobre ellas, luego la práctica se trasladó a Inglaterra y después por todo el mundo.

En la actualidad las cartas del tarot han sido reconocidas a nivel mundial como la forma más utilizada para poder predecir hechos futuros y existe una gran variedad de clarividentes que las utilizan en programas de televisión para poder predecir el futuro de las personas dependiendo de su signo, o de predecir el futuro de las países y los fenómenos naturales que pueden ocurrir en el planeta.