Saltar al contenido
Brujerías de amor

Qué es la clarividencia

Magia y clarividencia
Magia y clarividencia

Desde los albores de la humanidad, psíquicos y personas de toda índole se han interesado por la magia y la clarividencia. La magia se podría definir como el conjunto de las fuerzas ocultas de la naturaleza que influye en el mundo que nos rodea, la gente y el subconsciente humano.

La clarividencia por su parte se entiende como la capacidad de adivinar con el objetivo de recopilar información sobre una persona, objeto o evento en un determinado espacio y tiempo, sin necesidad de utilizar los cinco sentidos, en perjuicio de la percepción extrasensorial. Una persona con capacidad clarividente se suele denominar vidente o psíquica.

Los inicios de la clarividencia

En tiempos antiguos, la gente usaba rituales diferentes, hechizos y encantamientos. Y aun así, había personas que poseían un don especial, a las que se les dio poder sobre las fuerzas naturales, que tuvieron la posibilidad de curar a los enfermos, de prestar ayuda en el amor o ayudar a atraer el dinero. Se les denominaba magos, hechiceros, brujos, astrólogos, curanderos o chamanes. Pero fueron víctimas en ocasiones del los celos, la malicia y el odio, por lo que algunas de estas personas comenzaron a utilizar sus poderes mágicos no sólo para el bien, sino también con el objetivo de perjudicar o incluso dañar la salud y la vida de otras personas.

Uno de los casos más conocidos fue el de Baba Vanga (cuyo nombre real era Vangelia), que vivió en Bulgaria entre 1911 y 1996. Ella predijo acontecimientos importantes en la vida de muchas personas y estados. Vanga comenzó a hacer la clarividencia durante la Segunda Guerra Mundial. En aquella época ayudó a sus vecinos a saber si sus hijos y maridos que estaban luchando en el frente de batalla estaban vivos o no. Vanga fue capaz también de detectar enfermedades en las personas con una alta precisión y predecir su destino.

Personas que tienen un don

Un pequeño porcentaje de personas en el mundo tiene el don de la clarividencia. Algunas de ellas han recibido esta capacidad al nacer, otras la han desarrollado a lo largo de su vida. La magia está estrechamente relacionada con la clarividencia.  ¿Es posible aprender magia y la clarividencia? Por supuesto, nada es imposible. Aprender magia es más fácil si se posee el don de la clarividencia.

Pero ¿cómo se sabe si se tiene el don o si se va a desarrollar ese don? Existen diferentes pruebas para detectar las habilidades extrasensoriales de una persona y determinar su regalo mágico basado en su fecha de nacimiento.