La historia del tarot se remonta a épocas muy lejanas en tiempos oscuros de la edad media, cuando el juego de naipes era un atractivo de juego para quienes gustaban de dicha práctica, haciendo relación ordinaria de las cartas que componían con lo que hoy conocemos como las cartas del tarot.

Cual es la historia del tarot
Historia del tarot

En la época en la que el naipe fue usado como un juego típico de asar, se empieza a dar una relación a las cartas del tarot con los arcanos mayores en los jeroglíficos, siendo de eta forma para los estudiosos de aquel entonces, un medio muy reconocido para la explotación del conocimiento.

De la historia del tarot,  la  procedencia  y surgimiento de las caratas que conforman su baraja  no se sabe con exactitud, sin embargo,  se cree que fueron creadas por separado  y reunidas mas tarde en una sola baraja  por una mente genial de la que no existe un registro  pero que logro reunirle en un conjunto de cartas de que hoy conforman la baraja de setenta y ocho que actualmente conocemos como el tarot,  medio con el que se predice y conoce acerca de hechos pasados, presente y futuros, sobre los cuales  se logra una interpretación a alas respuestas uscadas por quien acude a su lectura.

Desde entonces se da una relación directa  del tarot con los misterios egipcios, asociando su símbolos a la tradición esotérica occidental lográndose un auge inmenso a su lectura  tal y como se la conoce actualmente, siendo reconocida dicha práctica como medio de interpretativo de una acción que ha sucedido o que puede legara suceder, un medio interpretativo y una forma de predecir situaciones que resultan ser de gran utilidad para la toma de decisiones en torno a la vida de quien acude a su ayuda.

El tarot es para muchos, la forma certera de predecir el futuro, de antelarse a hechos que podrían llegar a suceder, un medio de conocimiento que logra dar un paso adelante a acciones, situaciones y momentos claves de la vida. La lectura del tarot una herramienta eficiente para quienes creen en los misterios que guardan las cartas de los arcanos y dan la importancia que cada una de sus figuras esconde en torno a la sabiduría y la orientación del camino de la vida.