Se consideran fenómenos paranormales todos aquellos sucesos que salen del ámbito del mundo real, aquellas cosas que pasan y que no tiene explicación alguna, efectos psicológicos, físicos y biológicos que de cierta manera han sido percibidos por la gente y que al ser sometidos a estudios pertinentes no han logrado resultados a respuestas del por qué, por las causas y procesos de las leyes de la física establecida por la ciencia que se ocupan de esto tres campos.

En el mundo paranormal, los fenómenos más comunes y concurrentes en los que suele creer la gente han sido desde ya hace muchos años los siguientes: los fantasmas, casas embrujadas, el espiritismo, la telepatía, la reencarnación, la brujería, la precognición, la astrología y la percepción extrasensorial.

Fenómenos que trascienden a cosas e imágenes de terror que nunca quisieras imaginar y que mucho menos pasaran por tu vista y que aunque fuera de lo normal para la gran mayoría de personas en la tierra, son sucesos habituales para otros a quienes se les facilita su entendimiento por la creencia en los mismos, personas que creen en el mas allá y que ven de este campo un espacio real aún desconocido y listo para explorar, por lo que muchos se han dedicado al estudio de cada de ellos, convertidos en la actualidad como profesionales que de una u otra manera dan respuesta al porque se presentan y el por qué existen.

Científicamente, este ámbito está siendo estudiado desde ya hace muchos años por un número creciente de científicos que buscan reconocer los fenómenos comúnmente experimentados, pero que son de difícil estudio con métodos convencionales para llegar a respuestas certeras con los que puedan demostrar de donde son, el motivo de su existencia y en fin las miles de preguntas que circundan en las mentes de las personas.