unoLos demonios utilizan muchas cosas para engañar al hombre, se tiene como ejemplo el espiritismo, siendo este es un conjunto de prácticas con las que el hombre establece una relación con ciertos demonios y espíritus, sea directa o indirectamente, o a través de los conocidos médium.

La sagrada biblia condena estas prácticas y nos hace muchas advertencias que debemos evitar, algunos afirman que se puede comparar el espiritismo, con la carnada o cebo que utilizan los pescadores, ellos utilizan deferentes mezclas para atrapar variedades de peces. De igual manera los malos demonios y espíritus utilizan diferentes formas de espiritismo, para que otras personas caigan bajo su control, un tipo de carnada que utilizan los demonios es la adivinación.

¿Que trae consigo la adivinación todas las practicas con que se intenta conocer pasado presente y futuro y lo oculto?.

Hay diferentes medios de adivinación como la astrología, el uso de la bola de cristal, lecturas través de cartas, tarot, quiromancia o lectura de la palma de las manos, significado de los sueños, revelaciones misteriosas, muchos creen que estas prácticas son inofensivas, pero es todo lo contrario, esto puede llegar a causar mucho daño a las personas, tanto el practicante como el que consulta.

Según la biblia los adivinos trabajan con ayuda de espíritus malignos, como ejemplo un demonio de adivinación hace posible que quien lo invoque le da el poder de predicción de cosas que suceden o van a suceder, pero tan pronto dejen de consultar al espíritu o demonio, el practicante pierde su habilidad, otra forma que tienen los demonios es la de comunicarse con los muertos, llamada necromancia (arte adivinatorio consultando a los muertos) pues los demonios le hacen creer cosas de los difuntos que no son ciertas, atreves del médium se comunican con los seres queridos que el consultante pregunta, el demonio le hace parecer a su voz pero es un vil engaño, por cierto muy parecida pero no lo es.

Artículos relacionados.

Forma para hacer decir la verdad

Como hacer cosas sobrenaturales