La Cruz de Caravaca de plata un amuleto potente y efectivo para recibir protección divina en tu entorno,  una herramienta usada desde años antiguos en medio el campo esotérico, por representar un amuleto eficaz que otorga protección contra todo tipo de males, al ser colocado en tu casa, cubre con  su bendición el hogar y los habitantes que en medio de este vínculo familiar se encuentran, protege la economía y por ende sirve de luz para el logro de la prosperidad rechazando cualquier tipo de energía negativa que se acerque en tu casa, tu oficina…

Como activar la Cruz de Caravaca

Como activar la Cruz de Caravaca

La Cruz de Caravaca data de un significado netamente religioso que actualmente y desde tiempos remotos guarda relación directa con el mundo esotérico, quien le recomienda como uno de los mejores amuletos de protección, por los grandes poderes que tras de su figura guarda en benéfico de la protección de tu familia, de tu progreso y crecimiento social y económico.

Comúnmente usado en rituales en la búsqueda de armonía, prosperidad, tranquilidad, como un foco sobre el cual se colocan las necesidades e intereses que necesitan ayuda y bendición, eficaz si se activa de la forma adecuada. Llevarle siempre cerca, la mejor forma de lograr las oportunidades que te abrirán nuevas puertas hacia caminos donde el desarrollo de tus sueños se harán realidad.

Invocar la oración de la Cruz de Caravaca la clave para activar su poder, cada una de sus frases y palabras te harán descubrir su fortuna y bendición, al levantarte eleva su oración al cielo y veras como todo se ilumina en tu vida, dejando ver el brillo de la prosperidad y la abundancia en tu caminar.

Oración a la Cruz de Caravaca

Santa Cruz de Caravaca
Me acojo a tu poder grandioso
para que tu fuerza aleje de mi vida
cualquier mal o enfermedad que me aqueje
y retire las penas que me afligen.

Oh, Cruz Celestial,
por el poder del bien,
líbrame de todo mal.

Incline el Señor su oído a mi súplica,
con la cual imploro el amor
y la comprensión para mi salud.

Guíame, Santa Cruz de Caravaca,
en el tránsito de mi vida terrena e ilumíname.  Amen.