Las brujerías y hechizos con el anima sola, son un tipo de rituales que usualmente se usan con fines de acercamientos amorosos como también, para alejar a los enemigos quienes por envidia pueden ocasionar todo tipo de daño.

El anima sola invocada para que, desde el purgatorio en un objetivo en particular, persuada un estado, una acción, un sentimiento, una dirección.

Se debe de tener cuidado con la brujería negra y el uso de las almas del purgatorio para el logro de fines malignos, al ser rituales peligrosos, ocasionantes de mucho dolor, perjuicios, malestar y quebrantos.

Brujerías con el anima sola

Hechizos con el anima sola
Hechizos con el anima sola – Brujería negra

Las brujerías de magia negra en uso del anima sola, o lo que en los países de Latinoamérica se conoce como las almas del purgatorio, almas en trance que, según la religión católica y otras sectas religiosas más del cristianismo, respectan a las que se encuentran en proceso de purificación y de purga antes de entrar a la Gloria de Dios, son una práctica muy conocida desde tiempos antiguos, utilizada principalmente para temas relacionados con acercamientos de parejas en términos amorosos, en donde quien dirige la brujería o el hechizo por lo general, respecta a una persona segada por el odio y un sentimiento equivoco de lo que realmente es el amor.

Este tipo de brujería, una de las más peligrosas en el campo de la magia negra, al ser las almas que penan en este lugar, atraídas para fines nada benignos. Es de recordar, que la Iglesia Católica señala el purgatorio como el espacio donde las almas de los difuntos reposan en relación a la necesidad de una purificación final.

Se cree que existen muchas almas que de manera perpetua son designadas para que permanezcan allí, no pudiendo ser purificados, debido a las malas acciones que en vida ejecutaron en contra de los de su entorno por lo que, por las mismas, tradicionalmente se ofrecen indulgencias para que, en misericordia de Dios puedan logra descansar en la Gracia del Padre.

De ahí que usarles en pro de un hechizo, por obvias razones relacionan no una causa justa, sino más bien en contravía del bien, el bienestar y la felicidad.